“Ver el mundo en blanco y negro nos aleja de la moderación y de la paz interior porque la vida, por donde se mira, está compuesta de matices.

Querer imponer al universo nuestra primitiva mentalidad binaria no deja de ser un acto de arrogancia y estupidez.”

Walter Riso.

domingo, 16 de febrero de 2014

Diferencia entre Gay y Homosexual.



Definamos Homosexual:
La homosexualidad (del griego ὁμο, homo «igual», y del latín sexus «sexo») es una orientación sexual que se define como la interacción o atracción sexual, afectiva, emocional y sentimental hacia individuos del mismo sexo. Etimológicamente, la palabra homosexual es un híbrido del griego homós (que en realidad significa «igual» y no, como podría creerse, derivado del sustantivo latino homo, «hombre») y del adjetivo latino sexualis, lo que sugiere una relación sentimental y sexual entre personas del mismo sexo.
Gay se emplea para referirse a los hombres homosexuales.
Lesbiana se emplea para referirse a las mujeres homosexuales.
Desde 1973, la comunidad científica internacional considera que la homosexualidad no es una enfermedad, desde 1990 por la OMS. Sin embargo, la situación legal y social de la gente que se autodenomina homosexual varía mucho de un país a otro y frecuentemente es objeto de polémicas.
El término homosexual fue empleado por primera vez en 1869 por Karl-Maria Kertbeny, pero fue el libro Psychopathia Sexualis de Richard Freiherr von Krafft-Ebing el que popularizó el concepto en 1886. Desde entonces, la homosexualidad se ha convertido en objeto de intenso debate y estudio: inicialmente se catalogó como una enfermedad, patología o trastorno que había que curar, pero actualmente se entiende como parte integral necesaria para comprender la biología, genética, historia, política, psicología y variaciones culturales de las identidades y prácticas sexuales de los seres humanos.
Actualmente, el anglicismo gay se refiere en singular o plural a individuos homosexuales; ha venido a sustituir términos castellanos en su totalidad malsonantes u ofensivos (culero, invertido, maricón, puto, sodomita, etc.). Muchos de los conceptos relativos a la orientación sexual (heterosexualidad, homosexualidad, bisexualidad, transexualidad, etc.) se confunden a veces entre sí, sobre todo por falta de información y por exceso de prejuicios.
Ahora una vez definidos estos términos y nomenclaturas que tienden a tergiversar nuestro entendimiento del tema, podemos comenzar a diferenciar entre gay y homosexual.
Esta información está dirigida primordialmente a la comunidad heterosexual para que comprendan lo que no les computa en la cabeza jejeje, no se preocupen es comprensible debido a que su orientación y entendimiento de la vida se limita solamente a la heterosexualidad pero los que nacimos o en el periodo de la pubertad se nos desarrolló una afinidad o gusto sexual distinto, nos toca buscar nuestras propias respuestas a lo que nos han educado, sin inventar el agua caliente simplemente aprender a adaptarnos en un mundo donde nosotros simplemente no somos aceptados, no lo tomen de manera ofensiva sino como parte de una educación más para mejorar nuestro entorno social.
En el link anterior, se definen las terminologías para referirse a un gay y a un homosexual.
Textualmente dice lo siguiente:
El homosexual es quien tiene tendencia sexual significativa hacia personas del mismo sexo, pero no reivindica públicamente esta inclinación como fuente de derechos; en cambio, el gay y la lesbiana sí reclaman, públicamente, que sus cópulas sexuales sean reconocidas como estilo de vida legítimo, y pretendiendo derechos. En esta Universidad se admitirá a un profesor homosexual, pero no a un profesor gay o a una profesora lesbiana.
Convenientemente es interesante esta aproximación para una comprensión más clara de lo que no se entiende, pero cabe mencionar que esta definición carece de algo importante, el aspecto humano biológico natural, me explico de la siguiente manera:
Un homosexual es y seguirá siendo un gay siempre, esa es la terminología que se nos ha dado para darle un nombre a la homosexualidad (gusto entre personas del mismo sexo) en nuestro mundo y lenguaje, pero en su relación habla que el homosexual es alguien que ejerce al practica homosexual pero que no busca reconocimiento ni anda divulgando ni reafirmando su condición de homosexual.
Si esta es su manera simple de definirnos, permítame llevarle completamente la contraria bajo los lineamientos de los derechos humanos universales que estoy seguro que conoce a cabalidad.
Una persona tiene todo el derecho de promover su individualidad, libertad e identidad, se nos ha etiquetado de que debemos mantener en privado nuestra orientación y actividad sexual, ya que el resto de la humanidad no le parece correcto.
Desde el momento que se nos pide mantener en silencio nuestra orientación sexual, nuestros gustos y afinidades, desde el momento que NO se nos permite expresarnos libremente sobre algo que somos y nos identificamos como ello, desde ese momento nuestros derechos humanos universales entran en conflicto, porque se nos margina y considera menos que el resto de la humanidad, cosa que por nuestros logros, triunfos y éxitos hemos demostrado que somos un grupo demográfico grande, con capacidad de invertir, gastar, crear y desarrollar como seres productivos socialmente hablando, entonces si un profesor puede ser homosexualidad y no defender sus derechos humanos universales, ni expresarlos libremente exigiendo sus derechos de vida entonces nos están pidiendo que seamos HIPÓCRITAS, DOBLE MORALISTAS, MENTIROSOS, MANTENERNOS EN EL CLOSET?
El colmo es que cuando se dan cuenta que somos homosexuales, lo primero que hace la comunidad heterosexual es querer sacarnos del armario, decirle a todo el mundo lo que nos gusta, en otras palabras, según sus palabras Sr. Juan Carlos Oyuela Pavón, y sin menospreciar su opinión y escritos, pero ¿está pidiéndonos que seamos humanos sin tener que exigir querer vivir con los derechos que usted goza?
¿En que hemisferio del cerebro humano este razonamiento le es congruente o conveniente? O ¿acaso existe un gran temor de que aun en pleno siglo XXI seguimos creyendo que una persona puede o tiene poderes mágicos para convertir a alguien en otra cosa?
Según la gente en general, creen que un homosexual puede convertir a un heterosexual en homosexual. Hasta ahora no he visto a nadie que sea capaz de convertir a alguien en homosexual, y si consideran que salir del closet a una edad adulto mayor es convertir a alguien en homosexual, no se equivoquen, la persona siempre fue homosexual, solo que la presión social y la represión que existe actualmente tiende a provocarnos temores para afrontar lo que realmente somos.
Ser homosexual no nos hace inferiores, incluso me podría animar a decir que quienes somos homosexuales tenemos dos perspectivas de vida, la que nos educaron desde que nacimos y la que nos dimos cuenta cuando llegamos a descubrirnos y a aceptarnos, en otras palabras, tenemos arraigado el heterosexismo pero nos adaptamos a un mundo diferente al heterosexual y nos aceptamos como tales sin dejar a tras el conocimiento adquirido del mundo heterosexual, solo que ahora somos maduros, adultos y sabemos exigir nuestros derechos como individuos nacidos, crecidos, educados y vividos.
Para no usar palabras ni etiquetas que mas que educar tienden a desinformar, usare los siguientes ejemplos:
“Si a ti te gusta usar el barro para crear arte, según el ejemplo del homosexual y el gay, puedes educar tu arte pero sin decirle a la gente como lo haces…”
Si te sientes cómodo con depilarte todo tu cuerpo, no se lo digas a la gente como lo haces o lo que te gusta, no se o enseñes a nadie simplemente limítate a disfrutar tu depilación en la privacidad de tu casa…”
Así de sencillo como explicar algo, es imperativo demostrar cuanto te gusta, de lo contrario, que orgullo tiene gritarle al mundo entero que te gusta si no puedes demostrarlo ni disfrutarlo con las libertades que nosotros mismos hemos creado (Derechos Humanos). Vivir escondiendo lo que nos gusta es simplemente una manera mas de privación de nuestros derechos como humanos.
La frase de Benito Juárez es muy puntual “El respeto al derecho ajeno es la paz” y usando esta frase más la de mi amigo José Salgado un politólogo educador, “la Libertad, dignidad e identidad no son negociables”.
Y para terminar con la mía “para romper un tabú, hay que hablar del tabú.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Religión, Homosexualidad y Activismo

Religión, Homosexualidad y Activismo