“Ver el mundo en blanco y negro nos aleja de la moderación y de la paz interior porque la vida, por donde se mira, está compuesta de matices.

Querer imponer al universo nuestra primitiva mentalidad binaria no deja de ser un acto de arrogancia y estupidez.”

Walter Riso.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Video-regional-defensores-DDHH



viernes, 10 de diciembre de 2010

¿DÓNDE ESTÁN LOS DERECHOS HUMANOS DE LGBTI EN VENEZUELA?

No queremos vivir desterrados a nuestra intimidad o espacios públicos “gay friendly”, que solo construyen un apartheid ciudadano. ¿Cuál es el temor de ver a dos mujeres tomadas de la mano y besándose en las calles? ¿Cuál es el temor de ver a dos hombres constituir familia y criando hijos? ¿Cuál es el temor de ver a una persona reasignar su cuerpo en busca de la identidad que la naturaleza no supo darle?

“Querer ignorar la realidad de la diversidad -o, peor aún, tratar de anularla- significa excluir la posibilidad de sondear las profundidades del misterio de la vida humana. La verdad sobre el ser humano es el criterio inmutable con el que todas las culturas son juzgadas, pero cada cultura tiene algo que enseñar acerca de una u otra dimensión de aquella compleja verdad. Por tanto la "diferencia", que algunos consideran tan amenazadora, puede llegar a ser, mediante un diálogo respetuoso, la fuente de una comprensión más profunda del misterio de la existencia humana”. Estas son palabras de Juan Pablo II.

Privarle a una persona el derecho de criar a sus propios hijos por el sólo hecho de ser LGBTI constituye un atropello a uno de los principios básicos de los derechos humanos: de la igualdad ante la ley y el de la dignidad de la persona humana. La concepción anquilosada de familia que inspiró ese fallo, nos aleja no sólo a lesbianas, gays, bisexuales, trans e Intersex a formar familias y a criar a nuestros propios hijos, sino que sanciona a más de la mitad de las familias, las margina y las excluye. Aunque en nuestro país este caso no es el principal, ya que la violación sistemática de nuestros derechos se ven día a día en varios aspectos como el laboral, clínico, religioso, educativo, político y social.

La sistemática exclusión y llamado a que se guarde el decoro moralista de una moral decimonónica, ajena a nuestra realidad social, es la que está inspirando las políticas públicas, los fallos judiciales y las ordenes policiales, bajo el eufemismo de “ofensas al pudor, a la moral y las buenas costumbres”.

En una sociedad democrática es esencial el debate público escuchando a todos los sectores involucrados en el tema debatido. Sin embargo, nuestras organizaciones no han sido siquiera invitadas a participar en estas discusiones (como es el caso de la Asamblea Nacional). Por eso nos enfrentamos a proyectos de ley ajenos y desvinculados a la realidad que vivimos.

Que se establezca un recurso de protección especial de acción colectiva, aparte del individual, de manera que nuestras organizaciones sociales puedan denunciar y seguir las denuncias por discriminación, porque como nuestras autoridades han sostenido muchas veces, “el gobierno ciudadano es la base del Estado democrático”.

Es necesario e imprescindible que como Colectivo nos empoderemos de una lucha Social de Calle con sentido político, donde todas y todos podamos tomar los espacios públicos que por ende nos pertenecen y que no son un derecho no solo de los heterosexuales sino de Todas y Todos, como ciudadanas y ciudadanos de este país debemos hacer cumplir ese eslogan que dice: “Igualdad e Inclusión son lemas de esta Revolución”, que acabemos con ese doble discurso, hipócrita, machista, patriarcal, falocéntrico con una doble moral que en nada contribuye sino en discriminar, estigmatizar y sesgar Derechos Humanos que nos pertenecen.

Si fuésemos incluidas e incluidos en las discusiones de proyectos de leyes, en las discusiones de políticas públicas, en las gestiones que nos atañen como grupo LGBTI, ya no seríamos una minoría excluida y dejaríamos de decir -parafraseando aquella célebre frase del Poema del Mío Cid Campeador-; “Que buenas y buenos ciudadanos seríamos si tuviéramos a un buen Estado que beneficiar desde nuestra identidad”.



miércoles, 1 de diciembre de 2010

Una Respuesta ante el SIDA.


¿Qué es el Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida?

Este virus debilita las defensas que el cuerpo tiene para protegerse de las infecciones y enfermedades. El VIH causa el Sida.

¿Cómo se transmite el VIH?

El VIH se transmite por tres vías:

  • Vía sexual, a través del semen, líquido pre-eyaculatorio, fluidos vaginales y sangre
  • Vía sanguínea: por contacto con sangre contaminada con VIH
  • De una mujer que vive con VIH a su bebé durante el embarazo, el parto y/o la lactancia materna

¿Cómo puedes evitar el VIH?

  • Relaciones sexuales protegidas
  • Utilizando correctamente y siempre, un preservativo a la hora de tener relaciones sexuales, ya sean vaginales, orales y/o anales
  • Transfusiones de sangre segura (libre del VIH)
  • Utilizando materiales estériles, no compartiendo agujas ni otros objetos punzocortantes
  • Prevención de la transmisión de madre a hijo: si eres una mujer embarazada, solicita una prueba de detección de VIH y si resulta positiva, sigue el tratamiento de medicamentos antirretrovirales, programa una cesárea y consulta al médico para la mejor opción de alimentación para tu bebé

¿Qué significa SIDA?

SIDA quiere decir Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida:

• Síndrome, se refiere a un conjunto de signos y síntomas de salud que componen una o varias enfermedades.

• Inmuno Deficiencia, significa que se debilita el sistema del cuerpo que combate las enfermedades.

• Adquirida, significa que te lo tomas de algo externo a ti.

El Sida, aparece cuando el sistema de defensas de la persona que vive con VIH está muy debilitado. Cuando el cuerpo tiene las defensas bajas, cualquier enfermedad o infección se complica aún más.

Prueba de detección del VIH

Si tú te infectas con el VIH, tu cuerpo tratará de combatir la infección y producirá "anticuerpos", cuya función es destruir al VIH.

La prueba para saber si tienes VIH, es un análisis de sangre llamado ELISA que busca anticuerpos para este virus. Si los tienes en la sangre, significa que te has infectado con el VIH. Las personas que tienen anticuerpos contra el VIH son "VIH positivas" y se les llama "personas que viven con VIH" o Seropositivas.

¿Qué es la Iglesia de la Comunidad Metropolitana?

La Iglesia de la Comunidad Metropolitana es una denominación internacional Cristiana de carácter ecuménico – de diálogo y convivencia con todas las iglesias- , conocida por su atención y ministerio hacia el Colectivo LGBTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex). Creemos en el amor y la aceptación incondicionales de Dios para toda persona, sin importar su orientación sexual, Identidad de Género, raza o color.

¿Qué ha dicho la ICM acerca del Vih-Sida?

Nos autocomprometemos a se franc@s y vigilantes opositores de toda teología que tan sola sugiera que alguna enfermedad sea la respuesta terrena de Dios en contra de algunas personas o grupo alguno, hemos resuelto predicar, enseñar y proclamar el poder amoroso y sanador de Dios, así como su constante acción a favor de nuestra salud y felicidad.

La ICM hace un llamado a tod@s sus miembr@s a poner en marcha tanto la acción pastoral como en el liderazgo en la educación, prevención, el activismo político y en la responsabilidad social para responder ante la crisis del Sida.

Y… ¿Dónde está Dios en la crisis del Vih-Sida?

El creador está con las personas que viven con el virus del Vih (Pvvs) ayudándoles a enfrentarlo y alimentando la esperanza frente a una enfermedad Crónica. Bien sabemos que nuestro Creador está al lado de los oprimidos. Dios ama a las LGBTI y ama a las personas con el Vih-Sida. Dios nunca da una enfermedad a una persona o a un grupo como castigo. Dios solo quiere nuestra salud y felicidad.

¿Qué está haciendo Dios en todo esto?

Dios está exhortando a la comunidad LGBTI para unirse y formar un pueblo fuerte ante esta pandemia. Dios nos está llamando a tod@s a combatir la Homofobia Transfobia. Dios está juzgando la opresión que crea condiciones estresantes que permiten a la enfermedad establecerse y prosperar. El estrés de formar parte de una minoría oprimida, tal como la comunidad LGBTI donde el Estado no garantiza políticas públicas para el desarrollo Psicosocial saludable, lo hace a aún más susceptible a las enfermedades.

Dios nos está exhortando a reexaminar el significado de la intimidad.

Tod@s somos llamados a reexaminar nuestras responsabilidades como personas seropositivas.

En nuestra Comunidad estamos llamad@s a reexaminar nuestras responsabilidades individuales y con el resto de la comunidad nuestras responsabilidades como una comunidad de fe.

A reexaminarnos y cambiar aspectos de nuestra sexualidad como personas sexuales, al uso del Condón y a la responsabilidad de mantener un sexo seguro.

¿Qué podemos aprender de las personas que viven con el Vih-Sida?

Es mucho lo que podemos aprender acerca de las ganas de vivir y la dignidad al encarar el reto más agobiante de su vida. Algun@s desarrollan una madurez espiritual ejemplar para toda persona. La confrontación que con la muerte experimenta la mayoría de ellas ayuda a cualquiera a valorar la vida, aunque hay esperanzas en cuanto a tratamientos que pueden alargar la vida y su calidad física y espiritual en cuanto a llevar su realidad.

En medio de la crisis del Vih-Sida podemos aprender invaluables lecciones sobre el orgullo LGBTI, la comunidad, la fe y sobre todo, podemos aprender acerca del amar a nuestro prójimo como a nosotr@s mism@s donde Jesús con su ejemplo nos enseñó en su máxima ley universal.

¿Qué puede la ICM local en apoyo a personas con el Vih-Sida?

- Ofrecerles atención pastoral y consejería abarcando familiares y amig@s.

- Proveerles grupos de apoyo, también a sus parejas, familiares y amig@s.

- Implementar programas educativos preventivos para informar a las personas acerca del Vih-Sida.

¿Qué se puede hacer individualmente?

- Ofrecer tiempo como voluntari@ para algunos de los proyectos locales de trabajo que la ICM tenga en su agenda de actividades anuales.

- Darles compañía.

- Ser paciente defensor frente a la burocracia legal, financiera, políticas públicas y médica que pudiera resultar contraproducente para las personas que viven con el Vih-Sida.

Para más información:

Iglesia de la Comunidad Metropolitana “Cristo Redentor”

Asociación Civil: “Unión Vecinal”.

Calle Colombia entre 5ta y 6ta Transversal, casa N. 132, 2do piso. Frente Iglesia Católica “Madre Cabrini”. Pérez Bonalde.

Día y horario de reuniones:

Sábados cada 15 días de 4 pm a 6 pm.

Email: icmmisioncaracas@gmail.com

Blog: www.icmvenezuela.blogspot.com

Facebook: Iglesia de la Comunidad Metropolitana Cristo Redentor.

Twitter: @ICMVenezuela

Teléfono: +58-414-3302060

Líder Pastoral Interino: César Sequera Núñez.

viernes, 29 de octubre de 2010

TROY PERRY UNA VOZ PROFÉTICA: FUNDADOR DE ICM.

lunes, 25 de octubre de 2010

Programa Radial en Maracaibo Edo Zulia ICM Cristo Redentor Caracas.

jueves, 21 de octubre de 2010

En busca de un nuevo espacio social


«a unos que… menospreciaban a los otros, dijo...» Lucas 18, 9-14


Venimos tratando de entender la fe cristiana desde lo auténtico, sincero; y como ausencia de fe, a la falacia. La fe entendida en lo cotidiano, en el día a día, en cada trato que mantenemos con otras personas, es en esa cotidianeidad donde subyace aquello que determina nuestro comportamiento. Aquello que decidimos hacer o dejar de hacer, responde a aquello íntimo que habita en el interior de nuestras vidas, que cuando actuamos (y la vida se trata de una constante actuación), se muestran aquellas cosas que permiten a los demás conocerme, saber quién soy, es a través del acto que me muestro a mí mismo. Nuestra identidad es el resultado de la relación constante de lo que habita en mi interior con los demás, y que se expresa en las actuaciones cotidianas. Existen muchos factores sociales que influyen en aquello que subyace o habita en lo profundo de nuestra personalidad, de modo que hay cierto ‘circuito’ que recorre el camino de lo que expreso a la sociedad y lo que recibo de ella. Cuando me expreso, al mismo tiempo soy expresado, cuando soy en la sociedad también estoy siendo hecho por ella; por eso las decisiones que tomamos en lo cotidiano están fuertemente marcadas por aquello social que moldea la identidad propia, lo que solemos llamar realidad. Cada uno/a es el centro de una realidad diferente, pero no por ser diferentes dejan de ser realidades. La historia de la convivencia humana está signada por una violencia que se alimenta en los constantes esfuerzos puestos en desmerecer y acallar muchas realidades, para hacer prevalecer una: la que tiene razón. ¿Cuál de las realidades es la que tiene razón? Si hay tantas realidades como personas en el mundo, no podemos plantear a priori una razón por sobre otras, cada una de esas realidades tiene su razón, son el resultado de una determinada forma de recorrer ese circuito de relación antes mencionado, lo que también explica que no es casual el comportamiento o realidad actual, sino que responde a una historia que hay detrás de cada realidad. La vida social a veces pierde de vista muchas razones y realidades, o cuando no pueden perderlas de vista las niegan para sostener la máscara que disfraza su identidad. Cada historia guarda algo auténtico, y también cada historia pude ser disfrazada, es decir, podemos actuar en forma auténtica o en forma disfrazada. La primera es la esperada y propia del ser humano, la segunda es insana y se acerca al lo que entendemos por alienado/a (enajenado de sí mismo). Cuando nos alejamos de la autenticidad nos acercamos a la alienación, mientras que cuando nos alejamos de la alienación nos acercamos a la autenticidad.

La enseñanza de Jesús a aquellos que menospreciaban a otros (Lc 18,9-14), busca que no caigan en una alienación similar a la de aquél fariseo, que necesitaba desmerecer a los demás no solo para justificar su comportamiento y con ello darle sentido a su existencia, sino para descalificar y someter a cualquier realidad diferente a la suya. Con esto Jesús enseña a no menospreciar a otros/as, lo que implica apreciarlos, es decir disponernos a respetar las realidades e historias que les son propias a otros/as, pues es desde esa actitud desde dónde se posibilita un mejoramiento o superación de los estados violentos que llevan al ser humano a la perdición, o a que el ser humano se pierda, o a que se enajene de s í mismo, como queramos decirlo.

En estos tiempos caemos en la tentación de suponer, pensar y hasta decir: ‘que cada uno se ocupe de lo suyo’, sin embargo nadie puede vivir aislado de los demás -por más barrios cerrados que se construyan- ni estamos inmunes a lo que están haciendo los demás con sus vidas; por el contrario todos estamos expuestos a lo que los demás hacen con sus vidas, sea porque deciden seguir contaminado el agua y el aire que todos necesitamos, sea porque decidan en actuar en forma corrupta, sea por que el hambre, los robos, la pobreza y miseria se incrementan, busquemos los ejemplos que fueran y veremos que la mayoría de los males que nos toca vivir a todos/as son consecuencia de imponer una razón a otras, o dicho de otra forma, por menospreciar la realidad de otro s/as.

El Cristo en medio nuestro busca educarnos en el respeto y acompañamiento mutuo en nuestras realidades, a través del reconocimiento, donde la convivencia se torne en un espacio donde puedo mostrarme en forma auténtica y donde también soy aceptado/a en forma auténtica. Una convivencia que se distancie de esa alienación violenta su salubridad.

martes, 19 de octubre de 2010

lunes, 11 de octubre de 2010

EL PECADO.


Durante siglos las Iglesias tradicionalistas han usado el concepto de “Pecado” para manipular y obtener poder sobre las personas.

Es una vieja estrategia política que viene desde la conformación del pueblo judío, cuando, a través de normas rígidas, Moisés le dio el carácter de Nación, lo que demandaba Dios al pueblo en el cual nacería el salvador. Esto se refiere a costumbres, usos y tradiciones y era necesario que así fuera en aquel entonces. Esta actitud formalista tradicionalista se acentuó en el grupo Fariseo, el más puritano, y el más criticado por Jesús.

En época posterior, durante el Medioevo, la Iglesia católico-romana satanizó algunas prácticas y se auto constituyó en perdonadora de pecados dándose, además, el carácter de salvadora única, herejía de tamaño desproporcionado.

Qué es pecado? Es todo aquello que me separa de ser perfecto, como Dios lo es. Es todo lo que me aleja de ser igual a Cristo. Puede ser pensamiento, actitud, acción o la falta de ella. Es lo que me aparta del camino que tracé un día con Dios, antes de venir a este plano; es todo lo que me impide cumplir mi misión de vida.

Pecado no es solo lo que se relaciona con errores relacionados con el sexo, que es una bendición de Dios y parte de nuestra naturaleza, es más que eso. No es el uso que le demos a nuestro aparato reproductor lo que va a determinar nuestra salvación, sino ese compromiso a ser Santo, o sea, apartarse para Dios con un propósito, para cumplir la misión personal, que puede ser ejercer la presidencia de un país o vender frutas en el mercado; corresponde a cada ser humano buscar esa respuesta dentro de si, con la guía del Espíritu Santo de Cristo.

De lo anterior podemos deducir que el peor pecado es andar sin rumbo en la vida. Si analizamos su etimología, esta palabra viene de una que significaba en hebreo antiguo “errar al blanco”, ello implica que debe haber un blanco, una meta u objetivo de vida con el cual estoy comprometido y en la búsqueda de este, tendré la compañía permanente de Dios quien irá proveyéndome, ayudándome a llegar a este objetivo.

Esta forma de ver el pecado se aparta de la de los que satanizaron el sexo como si el maligno lo hubiera creado, restringiéndolo al matrimonio, ritual ajeno a Jesús, ya que en su época no existió tal como lo conocemos los cristianos modernos, pues realmente es una copia de una práctica pagana romana, esta es una de las muchas tradiciones infiltradas en las denominaciones cristianas actuales, que son defendidas como fundamentales, sin tener asidero en la real doctrina de Cristo.

La verdadera lucha contra el pecado no es con los apetitos de la carne, que son parte de nuestros instintos naturales, pero que tomados como guía de la vida, son la manifestación de una mente no renovada, primaria, no evolucionada, que se deja dominar del ser animal. Es precisamente en la mente donde se libra esta batalla que nos lleva a tener la de Cristo. No es el abstencionismo burdo sino el renovar la mente, lo que nos garantiza el éxito contra el pecado, o sea el error, lo estéril, lo equivocado. Lo demás es solo un momentáneo cambiar de costumbres, cosa fácil de hacer, pero renovarse mental y espiritualmente, no lo es, ya que requiere disciplina mental y espiritual.

El solo deseo de querer cambiar lo que no funciona bien en nuestra vida, denota santidad, o sea estar apartado para Dios cumpliendo la misión, y esta es una gracia de Dios, lograda por el sacrifico de Jesús,
ya que nadie, aparte de Cristo, ha podido, ni podrá, ser literalmente Santo.

lunes, 4 de octubre de 2010

Stop Trans Pathologization - 2012.





domingo, 3 de octubre de 2010

¡Que vivan los diferentes! Todos iguales derechos merecemos - Venezuela.

LO QUE SABIA EL PAPA DOCUMENTAL CNN CRIMENES DE ABUSOS SEXUALES DE LA IGLESIA CATOLICA

miércoles, 29 de septiembre de 2010

EL AMOR HOMOSEXUAL.


Interesante artículo que quiero compartir!!!

Por Francisco Bustamante.

Dos eventos han alterado la hipócrita sociedad panameña. Que los gays intenten pasar una ley que no conozco defendiendo derechos constitucionales, y que una pareja de gays hayan hecho público su amor, y digan que se van a casar en la Legación Francesa. Empezando que ser francés en estos días en Panamá, se presta para bromas. Bajará la afluencia de clientes en los sofisticados restaurantes que quedan en el área cercana a la Embajada para que no los confundan? A mí me gusta comer en el Saint Phillipe, de Calle 4, pequeño, cozy, excelente precio y calidad de comida. Y pienso seguir asistiendo. Anuncio Gratis.

Nadie sale a defender a los homosexuales por temor a ser considerados parte del grupo. Inclusive, algunos impostan las voces más masculinas que nunca. Y otros, por la homosexualidad propia, latente u oculta, o peor, de algún familiar, se comportan como búfalos sexuales, parodiando una porción de una frase adjetivada que escuchado en los cultos medios panameños.

Volvamos. En primer lugar, la homosexualidad es tan vieja como la Humanidad. Como la prostitución. Y en la Biblia encontramos cientos de ejemplos al respecto. Te comento una historia verdadera.

En cierta ocasión un amigo me comentó que tenía vergüenza porque una pariente suya había ejercido tal oficio. Y yo le pregunté al amigo si él se consideraba cristiano. Se ofendió. Dijo que sí. Y le pregunté si consideraba que Jesús hijo de José era el Mesías. Categórico, me dijo que no solamente era el Mesías sino Dios hecho carne.

Entonces le pregunté: te sientes mejor que Jesús? Mi amigo, con mirada desquiciada, como si yo fuese loco o hubiese dicho una blasfemia, lo negó rotundamente. Y le pregunté: si Jesús, al que consideras Ds hecho hombre, tuvo una familia terrenal en la cual aparecen prostitutas como antepasadas, quién eres tú para ser diferente?

O, conoces las circunstancias que abrumaron a tu pariente para optar por tal oficio? Mi amigo cambió su aspecto, sonrió y me dio las gracias. Qué tiene que ver la historia de prostitutas con Jesús y los homosexuales?

Que hay un midrash (interpretación bíblica) que identifica al Rey David, también antepasado de Jesús, al más grande héroe hebreo después de los Patriarcas, no sólo como mujeriego, mentiroso, engañador, sino como homosexual.

“Aconteció que cuando David acabó de hablar con Saúl, el alma de Jonatán quedó ligada con la de David, y lo amó Jonatán como a sí mismo. Aquel día Saúl tomó consigo a David y no lo dejó volver a casa de su padre. Hizo Jonatán un pacto con David, porque lo amaba como a sí mismo. Se quitó Jonatán el manto que llevaba y se lo dio a David, así como otras ropas suyas, su espada, su arco y su cinturón.” (I Samuel 18:1-4)

"¡Hijo perverso y contumaz ¿No sé yo que tú prefieres al hijo de Jesé (o sea, David) para vergüenza tuya y vergüenza de la desnudez de tu madre? (1, Samuel 20,30), le dijo el Rey Saúl a Jonatán.

La explicación cabalística? Que el alma de David estaba dividida en 3 partes. Una la tenía él, la otra Jonatán, y la última Betzabé, la mujer de Urías, el hitita. Y que el alma (neshamá) hace lo imposible por ligar o unir todas sus partes. Como cuando encuentras a tu alma gemela. Sea hombre o mujer. De esta manera, se intenta interpretar que un propósito superior explicaba semejante conducta davidiana.

Incluida Tamar, que cuando murió su esposo Er, por la ley de levirato se casó con el hermano Onán. Mismo que dice la Biblia no quería consumar la unión, es decir, dejar embarazada a Tamar.

Y Ds lo castigó y se murió porque practicaba el onanismo, eyacular fuera del cuerpo. Mi mente que es irreverente, me dice que el tal Onán pudo tener dos razones para esto: le gustaba mucho Tamar y desde el momento que quedara embarazada ya no la podía poseer, o al quedar embarazada, la parte de la herencia de su hermano pasaba al nonato. Suficientes motivos para su conducta onánica.

Entonces Tamar se disfrazó de prostituta para que Judá, el padre de su esposo muerto, la embarazara y su descendiente no tuviese problemas de herencia. Vaya familita la del galileo.

Me dirás, bueno a que viene esto? A que los que invocan la Biblia en nombre de Jesús usan aquellas porciones que condenan la homosexualidad. Pero se olvidan que el mismo galileo no tuvo reparos en nacer con semejantes antecedentes familiares.

O dicho de otra manera, no condenaba a nadie. También olvidan algo. Hasta donde tengo información, la homosexualidad era execrada por varias razones:

(a) limitaba el crecimiento poblacional, lo cual era y sigue siendo crítico para el diezmado pueblo judío, no así para el resto de la Humanidad;

y (b) la homosexualidad como la prostitución, era actividades ligadas a algunos templos paganos.

Y se condenaba toda conducta que pudiese alejar al pueblo judío del servicio al Eterno, a Adonai.

Y que pienso yo? La verdad, no me preocupa la sexualidad de los demás. He tenido colegas masculinos homosexuales de excelente calidad personal y profesional.

Y he conocido mujeres de apariencia lésbica con similar desempeño sobresaliente. Es más, sospecho que se esfuerzan más, porque tienen que competir con un entorno hostil.

Creo que una persona tiene derecho a heredar sus bienes y seguros a quien desee. No tiene sentido que un soltero o soltera tenga que cotizar seguros que no pueden beneficiar a sus seres queridos por no ser cónyuges. Pienso que una persona homosexual si desea criar a sus hijos propios con una pareja del mismo sexo, no se le puede impedir.

Pero creo que la adopción de hijos debe limitarse a parejas serias, estables en todo sentido y heterosexuales, prioritariamente. Creo que crecer en un entorno de homosexuales, puede generar confusión en un niño.

Tienen derecho a ser respetados como seres humanos y profesionales. Pero también deben respetar a los géneros, y evitar adoptar esas actitudes o parodias de hombres o de mujeres que resultan patéticas y que ofenden a los imitados. Como un personaje detestable que aparece en televisión.

Creo que aquí radica mucho del rechazo de la población.


Religión, Homosexualidad y Activismo

Religión, Homosexualidad y Activismo