“Ver el mundo en blanco y negro nos aleja de la moderación y de la paz interior porque la vida, por donde se mira, está compuesta de matices.

Querer imponer al universo nuestra primitiva mentalidad binaria no deja de ser un acto de arrogancia y estupidez.”

Walter Riso.

sábado, 14 de junio de 2014

Cómo mantener la higiene antes y después del sexo en los hombres.




En el sexo están todos los sentidos involucrados, incluyendo el gusto y el olfato, por 

lo que resulta fundamental ocuparnos de mantener al máximo la higiene. Pero 

además la limpieza íntima permite también reducir la posibilidad de padecer molestias 

e infecciones, mejorando las sensaciones durante el acto. 


Instrucciones 
El olfato juega un papel importantísimo en el sexo, y es que el olor es capaz de hacer que una persona nos resulte más o menos atractiva, por eso es tan importante reducir al mínimo la posibilidad de padecer olores corporales desagradables que puedan perjudicar el encuentro.
Es fundamental lavar muy bien el pene a diario, y preferiblemente también 

antes del acto sexual.

Para que la higiene sea correcta es importante emplear jabón en el lavado y, en el caso de que se cuente con prepucio, apartarlo hacia atrás para higienizar el pene por completo, eliminando así la suciedad y grasa que tiende a acumularse en esta zona. Ésto evitará las infecciones, molestias y malos olores.
Muchos chicos piensan que con lavar únicamente el pene ya han higienizado la zona, pero la realidad es que es importante hacer lo propio con los testículos, el vello, el pirineo y el ano.


Lava con jabón y agua la zona de los testículos y frota también el vello púbico. Por higiene y para favorecer la comodidad de tu pareja, es conveniente recortar el vello púbico de forma periódica. También debes lavar bien el perineo y el ano, con abundante agua y jabón, para eliminar la suciedad y los malos olores.
Luego de lavar toda el área genital, es muy importante secarla bien, de esta forma se previene que, debido a la concentración de humedad, se formen hongos que puedan generar mal olor. Recuerda que no es conveniente aplicar talco ni desodorantes en la zona genital, pues podrían producir molestias e irritaciones.
Pero la zona genital no es la única que requiere de atención. Los hombres deben vigilar que otras zonas de importancia como la boca o las axilas se encuentren igualmente limpias, favoreciendo así el buen olor.
Aunque luego del sexo no es particularmente necesario tomar un baño, es conveniente si se ha practicado un coito muy extenso o si el hombre tiene la piel sensible. 

En esos casos se recomienda lavar el pene con agua tibia y un jabón suave, y luego secarlo bien.

No olvides aplicar todos estos consejos de higiene para tener una vida sexual placentera y saludable.


Fuente: relacionesuncomo.com





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Religión, Homosexualidad y Activismo

Religión, Homosexualidad y Activismo