“Ver el mundo en blanco y negro nos aleja de la moderación y de la paz interior porque la vida, por donde se mira, está compuesta de matices.

Querer imponer al universo nuestra primitiva mentalidad binaria no deja de ser un acto de arrogancia y estupidez.”

Walter Riso.

sábado, 21 de agosto de 2010

Tú eres mi hijo.


En el camino de regreso a casa, luego de un viaje, una familia sufrió un grave accidente. La hija quedó discapacitada; no podía caminar sin ayuda de muletas, y comenzó a sufrir un gran complejo de inferioridad. Cuando ella se sentaba a la mesa, lloraba si poder comer y su padre era el único que podía consolarla. Él también sufrió daño y tenía que usar muletas. Su padre, al sufrir la misma discapacidad, podía comprenderla y consolarla. Con el apoyo y amor de su padre, ella terminó los estudios secundarios, pasó la pubertad sin mayores problemas e ingresó a la universidad.
Un día, cuando la hija volvía a casa de celebrar su ingreso a la universidad, recibió un gran impacto. Ella vio que un niño corría hacia la calle donde venia un coche. En ese momento, sucedió algo increíble. El padre, al ver la escena, tiró las muletas y corrió a toda velocidad hacia el niño. Ella no podía creer lo que estaba viendo. “! Mi papá está corriendo sin muletas!”.
Su madre, que estaba junto a ella, no se veía muy sorprendida, y le dijo: “Sabía que este día iba a llegar. En realidad, tu padre no necesita muletas para caminar. Pero, durante estos últimos cuatro años, él actuó como si la necesitara. Dijo que sólo teniendo el mismo dolor, podía consolarte”. Los protagonistas del amor más profundo son los padres. Dios Padre nos amó de esta manera, y aun mucho más.

Ya conocen la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que aunque era rico, por causa de ustedes se hizo pobre, para que mediante su pobreza ustedes llegaran a ser ricos.
2 Corintios 8:9

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Religión, Homosexualidad y Activismo

Religión, Homosexualidad y Activismo