“Ver el mundo en blanco y negro nos aleja de la moderación y de la paz interior porque la vida, por donde se mira, está compuesta de matices.

Querer imponer al universo nuestra primitiva mentalidad binaria no deja de ser un acto de arrogancia y estupidez.”

Walter Riso.

lunes, 27 de agosto de 2012



La Comunidad Metropolitana Asociación Civil es una comunidad de fe cristiana de visión y acción ecuménica. Es un espacio abierto a todos los sectores; la inclusividad define nuestro estilo de trabajo. Pretendemos llevar la Buena Nueva mediante el testimonio de nuestras vidas y mediante las acciones que gesten un cambio social; hacia un país sin prejuicios y de igual oportunidades para todos y todas las personas. Creada en el año 1995 y adecuada a Asociación Civil en el 2011.

Nuestros Objetivos son:

1) Defensa y Promoción de los Derechos Humanos de las personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales (LGBTI) velando porque estos derechos no sean menoscabados por las creencias o instituciones religiosas que invocando sus dogmas pretendan fundamentar o justificar actos discriminatorios o generar desigualdad ante la ley.

2) Promover el derecho que tiene toda persona  a la libertad de pensamiento, de conciencia, de religión;  derecho que incluye la libertad de tener o de adoptar la religión o las creencias de su elección sin discriminación alguna.

3)  Promover el laicismo, entendido como la fundamentación de la absoluta libertad de conciencia para todos y todas que hace posible la ausencia de criterios que deban ser asumidos acríticamente como verdades finalistas, constituye un núcleo  para que, desde la libertad completa de conciencia, pueda llegarse a la libertad efectiva en nuestras vidas. La autodeterminación de las personas, de todos y cada uno de los individuos, su derecho a acceder al espacio público y a los elementos configuradores de los derechos a satisfacer las expectativas de una vida digna —salud, vivienda, educación, seguridad, trabajo— están, ineludiblemente, vinculados a la existencia de una sociedad en la que no existan impedimentos ni represiones para el desarrollo de la libre conciencia, en la que no haya sometimiento de ninguna persona hacia ninguna otra en virtud de una u otra relación de poder. La laicidad —el laicismo— es, pues, el nervio, el sustrato y el vehículo mediante el cual los individuos pueden asumir la libertad que les capacita para elegir sus propios caminos hacia la felicidad. Y es la clave de bóveda de una sociedad que garantice ese derecho, que otorgue igualdad de oportunidades para su ejercicio, que facilite la conversión de los derechos en capacidades para la acción. La laicidad, así, no debe ser entendida tan sólo como garantía de la no injerencia de ninguna cosmovisión particular en el espacio público o en las conciencias ajenas, sino también como la garantía de la ausencia de dominación, es decir, como uno de los ejes vertebradores de la justicia social.

4) Apoyar  a  las organizaciones populares o movimientos  sociales de las mujeres, pueblos indígenas y afrodescendientes, personas con discapacidad, personas que viven con el Vih/Sida y a las afectadas por   la  pandemia, personas de los sectores excluidos y  de  todos  los  grupos víctimas de opresión generalizada o especifica en la lucha contra cualquier forma  de discriminación.

Dirección de reuniones:

Calle Colombia entre 5ta y 6ta Transversal, casa N. 132, piso 2. Pérez Bonalde, frente Iglesia Madre Cabrini. Parroquia Sucre. Los sábados cada 15 días de 3 pm a 5 pm. Esta Sede es temporal.
Teléfono: +58- 0416-9363271
Facebook: Iglesia de la Comunidad Metropolitana “Cristo Redentor”
Twitter: @ICMVenezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Religión, Homosexualidad y Activismo

Religión, Homosexualidad y Activismo