“Ver el mundo en blanco y negro nos aleja de la moderación y de la paz interior porque la vida, por donde se mira, está compuesta de matices.

Querer imponer al universo nuestra primitiva mentalidad binaria no deja de ser un acto de arrogancia y estupidez.”

Walter Riso.

domingo, 8 de diciembre de 2013

Dogging, cruising y cottaging, son prácticas sexuales en baños públicos tanto por heterosexuales como homosexuales.



Dogging, cruising y cottaging, son prácticas sexuales que se realizan entre hombres homosexuales y heterosexuales. Por lo general se realiza en baños públicos o lugares al aire libre.


En sexualidad y particularmente en lo referente a relaciones sexuales, hay diversas prácticas que van desde la forma de tener relaciones, hasta los lugares donde se realizan. Muchas de esas prácticas son derivaciones de otras. pero que existe en la práctica, además el dogging, cruising y cottaging, prácticas sexuales que se realizan al aire libre.
Tal es el caso del dogging, que consiste en tener relaciones sexuales en lugares públicos. Existe el llamado cruising, que es el salir a la calle en busca de encuentros sexuales, ésta es realizada por hombres y mujeres, tanto heterosexuales como homosexuales y su atractivo es la variedad y novedad en las relaciones.
La diferencia entre estas dos actividades sexuales es que el dogging generalmente se realiza con una pareja estable y el cruising ocurre con desconocidos y jamás se repite pareja sexual; difiere de la prostitución pues no hay dinero de por medio.
Derivada del cruising, el cottaging, es una actividad sexual anónima en baños públicos y se realiza entre hombres: En ocasiones el baño es el punto de encuentro para relaciones sexuales en otro lugar.
Laud Humphreys, de acuerdo con el sitio soitu.es, investigó el fenómeno asociado a hombres homosexuales y heterosexuales, la mayoría de éstos últimos casados, que buscaban el sexo ocasional y anónimo. La práctica es sencilla, hay un contacto visual, saludos sutiles, en los que uno inicia y el otro continúa.

En 1970 Humphreys publicó los resultados de un trabajo de investigación, donde el cottagging se realizaba en lugares concurridos, como estaciones de tren, de autobuses, aeropuertos. Generalmente donde no hacen falta más de 15 minutos para la actividad.
El sexólogo del Imesex, César Pérez comenta:

“Nos encontramos ante una práctica, como hay muchas, para satisfacer deseos y fantasías, pero también a una actividad que puede generar ruido en muchas personas, sobre todo heterosexuales, porque al ser una práctica entre hombres es mal vista, y esto va más allá”.

El estudio de Laud Humphreys, mencionado anteriormente, asegura que el cottaging suele realizarse por hombres casados que cuentan con compromisos familiares y profesionales. Lo impersonal de la situación les facilita mantener distancia emocional, y que incluso se puede experimentar un intenso orgasmo sin un gran esfuerzo, lo que le da a la actividad una atracción extra.
“Lo ideal, como en toda práctica que no sea con una pareja estable, es usar condón y con esto evitar las infecciones, pues al ser con desconocidos no sabes si tienen alguna o no; si te proteges no existe riesgo de infección, y evitas el pasar alguna a otras personas”.

El cottaging es una actividad no permitida en Venezuela, ni el dogging, ni el cruising son actividades que puedan hacerse libremente. Las personas que lo realizan van creando sus puntos de encuentro de forma clandestina, lo que hace que este tipo de actividades sean practicadas sin que se sepa mucho de ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Religión, Homosexualidad y Activismo

Religión, Homosexualidad y Activismo