“Ver el mundo en blanco y negro nos aleja de la moderación y de la paz interior porque la vida, por donde se mira, está compuesta de matices.

Querer imponer al universo nuestra primitiva mentalidad binaria no deja de ser un acto de arrogancia y estupidez.”

Walter Riso.

domingo, 14 de marzo de 2010

¿Decírselo a los padres? ¿Cómo? Parte I.

Estas notas constan de dos partes: en la primera se ofrecen algunos consejos a los hijos gays que deseen decir a sus padres su orientación sexual.

Los consejos se muestran en forma de preguntas que el interesado debe ser capaz de contestar.

La segunda parte es una colección de reacciones comunes de padres e hijos ante el conflicto que se desencadena cuando un hijo hace saber a sus padres que es gay o lesbiana.

El documento es, por tanto, un resumen de experiencias que se mostrará intercalando comentarios que intentan complementar el enfoque centrado en los padres con otros puntos de mira del mismo conflicto.

El texto comienza con una serie de reflexiones acerca de aquellas situaciones en las que es conveniente o no que un joven revela a sus padres su orientación sexual:

ALGUNAS PREGUNTAS ANTES DE DECIRLO

Supongamos que eres hijo de una familia con la que convives y que quieres decir a tus padres que eres gay o lesbiana.

Analiza lo siguiente antes de hablar con tus padres sobre tu orientación sexual:

¿Estás seguro/a de tu orientación sexual?

No hables del tema si no puedes responder con toda seguridad a la pregunta "¿Estás seguro?" Cualquier confusión de tu parte aumentará la de tus padres y hará disminuir su confianza en tu juicio.

¿Te sientes cómodo con tu sexualidad homosexual?

Si estás luchando con sentimientos de culpa y periodos de depresión, sería mejor posponer el decírselo a tus padres. Decirlo podría requerir una energía enorme por tu parte, por lo que debes estar en tu mejor momento.

¿Cuentas con el apoyo de otros/as?

Si la reacción de tus padres fuese devastadora, deberá haber alguien o algún grupo al cual tú puedas recurrir con confianza para buscar apoyo y fuerza emocional. Es crítico mantener un sentido de valor propio.

¿Tienes suficientes conocimientos acerca de la homosexualidad?

Tus padres seguramente reaccionarán en base a una vida entera de información de una sociedad homofóbica. Si has hecho alguna lectura seria sobre el tema, podrás ayudarlos compartiendo información y estudios fiables.

¿Cuál es el ambiente emotivo en el hogar?

Si puedes escoger el momento de hablar, elígelo con cuidado. Escoge un momento en el que tus padres no estén enfrontándose a problemas graves, como la muerte de un amigo, la pérdida de un trabajo o la necesidad de una cirugía inminente.

¿Puedes tener paciencia?

Tu padre y madre pueden necesitar bastante tiempo para asimilar esta información si no la habían considerado antes de que tú la compartieras con ellos. Este proceso puede durar entre seis meses y dos años.

¿Qué te motiva a hablar ahora?

Esperamos que te motive el amor que sientes por ellos y tu incomodidad con la distancia que sentís entre vosotros. Nunca te reveles por enojo o durante una discusión, usando tu sexualidad como una arma.

¿Tienes materiales informativos a mano?

La homosexualidad es un tema sobre el cual las personas que no son gays saben muy poco. Ten a mano por lo menos uno de los siguientes: un libro dirigido a los padres, el número de teléfono de una persona de contacto del grupo local o nacional de los padres y Amigos de Gays y Lesbianas o el nombre de un consejero que no sea gay y que pueda tratar el tema de una manera ecuánime.

¿Dependes económicamente de tus padres?

Si sospechas que tus padres son capaces de retirarte el apoyo económico para tus estudios, o de obligarte a salir del hogar, deberías considerar si es preferible esperar a que no tengan ese control económico sobre ti.

¿Cómo te llevas generalmente con tus padres?

Si siempre te has llevado bien con tus padres y siempre te han brindado su cariño y has correspondido tu amor por ellos, probablemente podrán tratar este asunto de una manera positiva.

¿Cuál es su punto de vista socio-moral?

Si ellos tienden a ver los asuntos sociales en términos de lo bueno y lo malo, lo santo y lo pecaminoso puedes prever que tendrán serios problemas al enfrentarse a tu sexualidad. Sin embargo, si ellos han mostrado un grado de flexibilidad tratando otros asuntos de cambios sociales, puedes esperar que estén dispuestos a tratar este asunto contigo hasta su conclusión.

¿Estás decidiendo esto tu mismo?

No todo el mundo debe revelar su orientación sexual a sus padres. No te sientas presionado a hacerlo si no estás seguro de que vas a lograr algo positivo al hacerlo (sea cual sea la reacción). Cada cosa tiene su momento oportuno.

En los primeros momentos de su vida sexual, los adolescentes gays y lesbianas frecuentemente se sienten diferentes o aislados, y temen ser rechazados por su familia, sus amigos o por instituciones religiosas.

Por otro lado, los homosexuales son objeto de discriminación o violencia. Esta amenaza de violencia y exclusión social es un obstáculo al libre desarrollo de su personalidad.

En una encuesta nacional llevada a cabo en el año 1989 en EE.UU. se encontró que un 5% de hombres homosexuales y un 10% de mujeres lesbianas habían padecido algún tipo de asalto o abuso físico relacionado con su orientación sexual durante el año anterior a la encuesta.

Casi un 50% (exactamente, un 47%) sufrieron algún tipo de discriminación a lo largo de su vida. Otras investigaciones mostraron tasas similares a las anteriores de discriminación y violencia, las cuales se consideran altas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Religión, Homosexualidad y Activismo

Religión, Homosexualidad y Activismo