“Ver el mundo en blanco y negro nos aleja de la moderación y de la paz interior porque la vida, por donde se mira, está compuesta de matices.

Querer imponer al universo nuestra primitiva mentalidad binaria no deja de ser un acto de arrogancia y estupidez.”

Walter Riso.

domingo, 6 de marzo de 2011

El "IMAN ROSA" La Homosexualidad no es un pecado.

El sudafricano Muhsin Hendricks, de 43 años, es imán islámico y homosexual. Su fundación, “The Inner Circle” ayuda a musulmanes a enfrentar su sexualidad. El mensaje: “Se puede ser musulmán y homosexual”. No todos están de acuerdo con esto y por ello Hendricks ya no es oficialmente un imán.

El imán Muhsin Hendricks se ve cansado. Se encuentra invitado por la organización que se preocupa de los derechos de los homosexuales COC en Ámsterdam. Y el imán tiene un programa sobrecargado. El interés por el “imán rosa”, como también se le conoce, es grande.

Desaparece el cansancio
Pero cuando el imán Hendricks habla sobre su fe y sus tendencias sexuales, el cansancio desaparece. “Ser musulmán es una identidad muy fuerte. Lo mismo ocurre con ser homosexual. Son parte de lo que soy. Yo he conseguido conciliar ambas características."

Para Muhsin Hendricks es una tarea dura. Él procede de una familia ortodoxa de Sudáfrica. Su abuelo fue imán en una importante mezquita de Ciudad del Cabo. Muhsin se dio cuenta rápidamente de que era distinto. En su niñez jugaba con muñecas en lugar de automóviles. Se le consideraba afeminado y por eso se le molestaba. Más tarde se dio cuenta de que existía algo como homosexualidad.

Hendricks busca consuelo en su religión, la que, según muchos musulmanes, no deja espacio para la homosexualidad. El amor entre hombres o mujeres está prohibido. Es uno de los pecados más graves por el que en algunos países islámicos merece el más grave de los castigos: la muerte.

Sexualidad no elegida
Muhsin Hendricks decidió investigar lo que dice el Corán sobre la homosexualidad. En Pakistán siguió un estudio sobre el Islam. “No podía creer que un dios de amor y de perdón me condenaría por algo que yo no elegí.”

De su estudio Muhsin Hendricks llegó a una notable conclusión: en ninguna parte del Corán la homosexualidad está prohibida. Tampoco en la historia de Sodoma y Gomorra, ciudades que Dios destruyó porque los hombres tenían sexo entre sí. Según Hendricks los habitantes fueron castigados por violaciones no por contactos sexuales.


En el Corán se encuentran textos en los que Alá incluso reconoce la existencia de los homosexuales, dice Hendriks. Es el caso de sura 24 verso 31. “Allí consta que las mujeres deben cuidarse de los hombres, pero no de aquellos que no se sienten atraídos por ellas. Estos tienen que ser homosexuales”, opina Hendriks.

Reconocer su homosexualidad y además hacerlo público era para Hendricks un paso demasiado grande. Se casó y tuvo tres hijos. Su mujer sabía que su marido era homosexual pero decidió intentarlo.

El imán Hendricks llegó a ser un respetado imán en las mezquitas de Ciudad del Cabo por sus conocimientos. Pero ese sentimiento específico no se aleja. Después de seis años de matrimonio llega el divorcio, el momento oficial en el que Hendricks “sale del armario”.

Desmayo
Su madre se desmayó cuando escuchó que su hijo Muhsin era homosexual. Aunque, lentamente, empieza a comprender. Una parte de su familia ya no lo quiere ver.

Entretanto el imán ha encontrado el amor de su vida. Su compañero es de otra confesión –es hindú- y todavía no ha confesado públicamente su tendencia sexual.

Su trabajo como imán en la mezquita tuvo un final abrupto. Su discurso sobre homosexualidad e Islam no cayó buen en las esferas oficiales. Se le calificó de satanista. Hendricks nunca ha recibido amenazas físicas pero ha sido blanco de muchas críticas.

No es el enemigo
“Imanes me ven como una amenaza a sus conceptos del Islam. Pero yo no soy el enemigo. Yo solamente invito a mirar las cosas desde otra perspectiva. Mi interpretación da a los musulmanes la posibilidad de seguir su fe pero también de aceptar sus sentimientos.”

Muhsin Hendricks todavía se ve a sí mismo como un imán. Con su fundación “The Inner Circle” intenta ayudar a musulmanes a confesar su situación. Hendricks organiza talleres de autoconfianza para dar seguridad a los jóvenes. También dará uno en Holanda. Entretanto se han inscrito más de sesenta participantes.

Fuente: http://www.rnw.nl/espanol/article/el-%E2%80%9Ciman-rosa%E2%80%9D-%E2%80%9Cla-homosexualidad-no-es-un-pecado%E2%80%9D

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Religión, Homosexualidad y Activismo

Religión, Homosexualidad y Activismo